La compañerita nueva.

Una alumna nueva entró tímidamente al aula. La maestra, a pesar de estar avisada de la situación, al verla tardó unos segundos en reaccionar; con gran temple y voluntad puso en juego sus cuatro diplomas extarcurriculares sobre antidiscriminación; y con una voz forzadamente neutra le dijo a toda clase:

-Chicos, aquí les presento a su nueva compañerita...

Casi ninguno se rió, aunque dos o tres no pudieron evitarlo: la nena nueva era violeta. No es que se llamara Violeta, sino que era toda de color violeta.

Un murmullo creció en el aula.
-¡Silencio chicos!- les llamó la atención la maestra- ¿Qué le decimos a cada compañero o compañera nuevo o nueva que ingresa a nuestra comunidad educativa?

Los chicos se lo tenían bien aprendido, se pararon todos bien derechitos y comenzaron casi al unísono:
-Bienvenida Nueva Compañera, Tú Eres Igual a Nosotros y Nosotros Somos Iguales a Ti, Jamás serás Apartada, Excluída o Segregada de Nuestra Vera por Espúreas y Desleznables Razones de Color, Raza, Religión, Ideología o Elección de Género- y después se sentaron mientras se miraban entre risitas y murmurados comentarios.

La maestra los felicitó por saberse tan bien, y recitar con tanto ahínco, La Oración Iclusiva, después envió amablemente a la chica nueva a sentarse al fondo del aula, ya que era el único lugar vacío.


Al principio, a la nena color violeta le costó adaptarse, pero con el tiempo ya se fue poniendo más azulverdosa, como sus compañeritos.


Andrés Sobico

(proyecto de libro-álbum con el ilustrador y maestro Manu Taskar)

13 comentarios:

Eleonora dijo...

Maravillosa la oración escolar.
Saludos,
Eleonora (violeta azulada)

Eleonora dijo...

Maravillosa la oración escolar.
Saludos,
Eleonora ( violeta azulada)

Eleonora dijo...

Maravillosa la oración escolar.
Saludos,
Eleonora ( violeta azulada)

Anónimo dijo...

Excelente, Andrés!
Me encanta tu blog. Y debo decir, para no guardarme todo lo que pienso -básicamente por pereza, aunque abunda el pudor-, que cada día escribís mejor.
Te dejo un beso,
Constanza.

Anónimo dijo...

Excelente, Andrés!
Me encanta tu blog. Y debo decir, para no guardarme todo lo que pienso -básicamente por pereza, aunque abunda el pudor-, que cada día escribís mejor.
Te dejo un beso,
Constanza.

Leicia (alter ego) dijo...

jajaja, denuevo me hiciste reir. Gracias!

Meuge Sandín dijo...

Cada vez es más dificil la vida en las aulas... maestras con tanto post grado lleno de palabras vacias... me quedo con mi señorita Maria Adela, que nos miraba y quedabamos petrificados.
El relato es impecable.

Selva Bianchi dijo...

Uy, que susto! pensé que la sobreadaptación daba gris.
Por suerte el cuento me permite abrigar alguna esperanza (aunque sea azulverdosa).

Viviana Bilotti dijo...

Una ilus de adelanto!!!queremos ver!!

ariel cortese dijo...

sí,
un trailer completo exige una muestra gratis ilustrada....porque esto anunciado así, con el doble pedigree, sumado a la flamante dupla libro-album... como que uno ya compró el pochoclo.

(si me hubiera tenido que enfrentar al uso del violeta hubiera sido una catástofre personalizada, menos mal que nuestras vías van por el marrón mono y un verdeoscuro estrellado)

salú,
a.

A.S dijo...

´De chico creía que yo era de todos los colores, después me enteré que esa mezcolanza da gris.
Desde ese momento es que estoy tratando de decidir de que color soy; lo que me lleva a admirar a los que tienen ese dato...
Eleonora, Constanza, Leicia, Meuge, Selva, y Vibitt...qué sería este lugar sin ustedes.
(y cuando digo lugar...)

A.S dijo...

a, vamos entonces, desmesuremos nomáj, eliga usté imagen,

Diego Moscato dijo...

Me sumo al pedido de Vivi y Andres, queremos ver!!!
Un abrazo
Diego