Inconferencia. El Animal más sanguinario.

Transcripción de una conferencia.



Buenas noches, hoy quisiera referirme a un animal que trabaja de bueno.

Lo ha dibujado Picasso desde que era niño, su propio padre era afecto a este ave, y no lo dejaba tranquilo hasta que el niño Picasso lograba delinearla perfecta; tan diferente a la que dibujó de grande, esa famosa paloma gorda y hecha así nomás, con la llenó de posters y remeras el mundo.

Antes de descubrir América, Cristóforo Columbus ya era amante de las palomas; ¡Obviamente! ya que su apellido, “columbus”, significa “paloma” en latín, es por ello que quizá tuvo esa vocación de mensajero, llevando en sus puños cerrados, ese mensaje de paz, que los reyes de España le ordenaron que descerrajara sobre el nuevo continente.

Una primera aproximación a la categorización de la calaña de las palomas, sería la de ese hecho público que nadie ha dejado de observar: ¿Conocen ustedes a alguna paloma que respete a nuestros próceres?; ¿Han visto alguna vez a una paloma que no ataque con sus jugos gástricos, con sus efluentes cloacales, a nuestros beneméritos hombres en el bronce? ¡Miles de San Martines! ¡De Belgranos! son atacados impunemente por estas apátridas con alas.

(El disertador, con nacional indignación, pega con un puño en el pupitre de la conferencia, haciendo que casi se caiga el vaso de agua; lo ataja, lo sostiene un segundo, toma un trago, se recompone, y sigue con su charla esclarecedora)

Pero no nos vayamos por las ramas de olivo, y avoquémosnos, con la verdad como faro, a la especie Columbidae:

Nuestro guía, el doktor Konrad Lorenz, (Viena 1903, Austria 1989) fundador de la Etología, ciencia que se ocupa en observar el comportamiento (bueno o malo) de los animales; tenía una anécdota que contaba en los asados, pero que también había escrito en un libro muy serio de divulgación científica, llamado “Palomas y Palometas, ¿Cuál es la peor de las dos?”.
Su teoría es simple, y concuerdo con ella plenamente, la paloma es la especie más sanguinaria que existe; “¿Y entonces las palometas que son, maestro?” me han preguntado mis alumnos cuando refería el libro del gran Lorenz:
Lo explicaré de la siguiente manera: si usted toma una vaca, y mediante algún método seguro, para usted, la introduce en un río lleno de palometas; ¿Qué hace este noble pez que sufre de tanta mala prensa? Pues se la come cooperativamente en 11/12 minutos; porque, después de todo, está defendiendo su territorio, su lugar, su país digamos. Desde su punto de vista palometal, ¿Qué tenía que hacer esa vaca jugosa allí, en su río?; es cierto que a esa vaca la hemos introducido nosotros mismos en pos de la ciencia, pero no olviden que miles de desaprensivas e irrespetuosas vacas se meten cada año en ríos que pertenecen a la nobles palometas.
-¿Y las palomas Maestro? - me han preguntado mis queridos alumnos, a los que he respondido:
Respecto a las palomas, yo mismo he repetido el experimento hecho por el gran Doktor Lorenz: Coloque usted diez palomas en una jaula cúbica de 33 cm. de lado, y podrá apreciar enseguida el siguiente hecho: cuando dos palomas tienen un diferendo, una pequeña discusión ¿Qué hace una de ellas? se pone hablar mal de la otra, buchonamente y por lo bajo, y las demás se dejan convencer enseguida por esa sorda diatriba de baja calaña, como quien dice; se dejan llenar la cabeza, ¿Y saben qué empieza a suceder?...¡Pic! pasa una y le pega un pequeño picotazo a la paloma difamada, luego pasa otra y como quién no quiere la cosa ...¡Pic!, otro pequeño picotazo y sigue su camino, y así una tercera, cada una de la nueve van tomando de punto a una de ellas, y cada una colabora con un picotazo de su pequeño pero agudo pico; puedo asegurarles que la paloma víctima de esa estigmatización tarda, en promedio, entre 12 y 14 horas en morir desplumada y desangrada; luego de recibir una media de entre 40 y 55 picotazos por minuto.

Discúlpenme respetable público, pero si esto no les demuestra lo sanguinarias, amorales y abyectas que pueden ser estas…estas…

(En ese momento al conferencista se le quebró la voz, y se retiró rápidamente del escenario, no se sabe si tomado por la indignación, o el espanto.)

A.S

9 comentarios:

Anónimo dijo...

muy bueno Maestro, era exactamente lo que quería.
Juan

Vísel dijo...

Muy interesante su inconferencia, Andrés.
Me pregunto que pasaría si una paloma tuviera la desafortunada idea de adentrarse en un rio repleto de palometas.

Anónimo dijo...

No se puede confiar ni en las blancas palomitas!!!! Guaaaaaa
Adriana

Eleonora dijo...

Huyo con el conferencista unida a él por el espanto. Fuerte lo suyo, Sobico.

A.S dijo...

Juan, los amigos nos señalan con sus índices hacia donde mirar.

Visel, si una paloma se adentrara en un río repleto de palometas, sólo habría que dejar actuar a nuestra querida democracia, se haría una asamblea en la que la paloma tambien tendría voz y voto.

Adriana, para eso sirve la ciencia, aunque a uno le guste o no lo que se llega a conocer.


Eleonora, ante todo uno se debe a La Verdad, que nos una el espanto nos da un elegante aire borgiano.

Pablo Fernandez dijo...

JA ME MATO ESTE TEXTO!COLUMBUS ES PALOMA?JA
ABRAZOOOOOOO
Y QUE BUENO LABURAR CON UN ESCRITOR SENSIBLE Y LOCO AL MISMO TIEMPO COMO SOS VOS!
ABRAZO
PABLO

A.S dijo...

Pablo, gracias por tus palabras, y en esto no hay otra manera de disfrutarlo que siendo cómplices.

Crisobi dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
fionori dijo...

Genial! Siempre un placer leerlo. Y además, con la yapa del petit homenaje (así lo siento) a Lorenz.Inconferencia de divulgación necesaria!